La homologación de proveedores se ha convertido en un proceso capital para empresas

El objetivo común tanto de contratas como proveedores es hacer crecer sus negocios en función de la normativa vigente y bajo estándares de calidad que garanticen el correcto funcionamiento de la actividad empresarial.

Autónomos, pymes e, incluso, grandes compañías deben cumplir con la normativa vigente y son conocedores que homologar su actividad es una seña de identidad para su sector productivo. Pero ¿en qué consiste, exactamente, el proceso de homologar a un proveedor?

Tipo de recurso: pdf
Categorías: Whitepapers
Temática: ESG - Sostenibilidad - RSC