¡Hombre al agua! y otros riesgos laborales en el mar

prevencion-riesgos-mar

En los últimos días hemos vivido el peor accidente marítimo sufrido por un barco pesquero español en décadas: el naufragio del “Villa de Pitanxo”, a unos 450 kilómetros de la costa de Terranova (Canadá). Un siniestro de esta naturaleza es uno de los riesgos laborales que acechan a los trabajadores del mar. Pero hay otros factores que hacen que la actividad pesquera deba extremar sus medidas preventivas.

Accidentes marítimos más habituales y sus causas

España es la primera potencia de Europa por volumen de pesca y una de las primeras del mundo. Nuestra flota cuenta con unos 9.000 buques pesqueros que capturan un millón de toneladas de pescados y mariscos al año, dentro de una industria en la que se emplean unas 30.000 personas como tripulantes.

Aunque desde la entrada de nuestro país en la UE se ha ido reduciendo el número de barcos, nuestra flota representa actualmente el 20% de todos los barcos de la Unión Europea.

Compromiso sobre buenas prácticas y sostenibilidad

Somos líderes en el continente y marcamos el paso al resto de países: el sector pesquero español ha abordado un proceso de modernización en los últimos años que le han convertido en un referente mundial por su compromiso con las buenas prácticas y la sostenibilidad.

Y dentro de este compromiso uno de los puntos más importantes es la prevención de los riesgos laborales en el mar. Pese a que la siniestralidad de los barcos pesqueros en España no es alta comparada con la de otras naciones, las lesiones y el número de muertes producidas en el mar sitúan al sector con cifras de siniestralidad laboral peores, incluso,  que la minería.

Las causas más comunes de que un barco pesquero pueda sufrir un accidente, además de la movilidad a causa de un medio tan inestable como el mar, son las vías de agua, la varada o embarrancada, el abordaje, el incendio o explosión, las inclemencias meteorológicas, la avería de la maquinaria o la colisión.

Y el 75/80% de este tipo de accidentes se producen por un error humano, por lo que muchos de ellos podrían evitarse con una adecuada prevención. Entre las causas más frecuentes están los errores de navegación por un exceso de confianza o por no evaluar bien el riesgo en determinadas situaciones. También hay accidentes por errores de comunicación o por un uso inadecuado de los equipos de navegación.

Accidentes laborales en un barco por parte de la tripulación

Además de los accidentes que pueda sufrir un buque y que afectarían a toda la tripulación, están los accidentes y riesgos individuales a los que están expuestos los trabajadores o pescadores.

Los más frecuentes serían las caídas a distinto nivel o resbalones, los choques con objetos móviles, los atrapamientos, la exposición a sustancias nocivas, los golpes con objetos desprendidos, las proyecciones de fragmentos o partículas, los sobreesfuerzos…

Y, por supuesto, los ahogamientos, que son la principal causa de muerte en el mar, seguida por golpes mortales a consecuencia de la rotura de elementos sometidos a tensión durante las maniobras de pesca (cables, cabos, cadenas, etc.)

La prevención de accidentes marítimos tiene como prioridad combatir y prevenir todos estos riesgos, incluyendo un análisis detallado de la seguridad del buque y de sus medios, así como un análisis de las tareas que tiene que desarrollar un tripulante dentro de un barco.

Prevención de riesgos laborales en el mar; cuidados dentro de un barco pesquero

Las medidas preventivas específicas en barcos de pesca son numerosas. Estas son algunas de ellas:

  • No introducir las manos en la pila de pescado; emplear rastro y palas y revisar a fondo las redes para asegurarse del tipo de peces que entra en cubierta.
  • En los puestos de mayor riesgo, como maquinillas y viradores, o en la manipulación de especies peligrosas, conviene emplear solo al personal con más experiencia.
  • Cuando se utilicen herramientas como cuchillos afilados u hojas de corte circular, deberán emplearse guantes de cota de malla.
  • Reemplazar los embalajes de madera por otros de plástico que no tengan aristas.
  • No pasar por alto las pequeñas heridas producidas por espinas, dientes y aletas del pescado. Es importante lavarlas y desinfectarlas.
  • Utilizar los equipos de protección personal correctos (guantes que protejan hasta el codo, botas altas, gafas, etc…).
  • Tener precaución en la manipulación de cargas y usar los equipos adecuados de protección como cascos, etc. para evitar golpes en la cabeza.
  • Tener en buenas condiciones los medios de acceso del buque (planchas, escaleras, etc.). También atender los sistemas de izado de cargas, aparejos, sistemas de fondeo y atraque, cables, ganchos, etc.
  • Hay que llevar ropa adecuada para protegerse del estrés térmico por bajas o altas temperaturas, así como evitar quemaduras por la exposición al sol.
  • Hay que extremar las precauciones durante el procesado de capturas. Cabe destacar la exposición a sustancias toxicogénicas o alergénicas durante la limpieza, eviscerado, descabezado, laminado y salado . 
  • El acceso a salas de máquinas o a lugares en el barco en los que pueda haber sustancias o gases contaminantes debe hacerse siempre por personal autorizado y tomando siempre las debidas precauciones.
  • En caso de mal tiempo debe estar todo trincado y estibado firmemente. Las cubiertas, escalas y zonas de paso deben estar siempre limpias y con pintura antideslizante.

Son muchos los riesgos laborales en el mar, cuando se trabaja en un barco pesquero. A estos se suman a los habituales de otras actividades, por lo que es importante una buena formación de los tripulantes y, sobre todo, que el armador disponga en el buque de todas las medidas preventivas.

Pese a lo trágico de estos accidentes, como dicen quiénes llevan años trabajando en los buques: al mar hay que tenerle respeto, no miedo. Así que si trabajamos en este sector, es bueno más que nunca el refrán de “hombre prevenido vale por dos”.

Tambien te puede interesar

Aunque la construcción es tradicionalmente un sector manual, la tecnología también está transformando la actividad en este ámbito.
El 28 de abril celebramos el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Es una jornada que puso en marcha la OIT en 2003 con el fin de promover y centrar la atención en la prevención de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales.
Hoy las siglas ODS y el desarrollo de determinadas acciones de sostenibilidad son un objetivo que está en la mente de todos los que tienen un puesto de cierta responsabilidad en cualquier empresa.  Lo tenemos interiorizado, pero esta estrategia ya no puede ser simplemente una pose. El mercado y la sociedad no nos lo perdonarían.

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Descubre todo en lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados – Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.