¿Qué es un riesgo laboral grave e inminente?

Qué es un riesgo laboral grave e inminente

Un riesgo laboral grave e inminente es una situación de peligro serio y presente que amenaza la salud y la integridad física de los trabajadores. La seguridad laboral es una preocupación fundamental en el entorno de trabajo y en algunas profesiones los sistemas y herramientas de prevención de riesgos laborales son indiscutibles debido al tipo de actividad laboral o a los materiales con los que se trabaja.

En España, la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Profesionales establece pautas precisas para identificar y manejar riesgos laborales, ¿pero qué es exactamente un riesgo laboral grave e inminente y en qué se diferencia con otros tipos de riesgos en el trabajo?

Según la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Profesionales…

En su artículo 4.4, la normativa define un riesgo laboral grave e inminente “aquel que resulte probable racionalmente que se materialice en un futuro inmediato y pueda suponer un daño grave para la salud de los trabajadores”. Pero todos los trabajos tienen sus riesgos, entonces ¿cuál es la diferencia?

¿Qué condiciones deben darse para que ocurra una situación de riesgo grave e inminente?

En este caso, podríamos hablar de riesgos graves e inminentes cuando tenga un componente de carácter “inmediato” o de “daño instantáneo”, pero no siempre tiene por qué cumplirse esa norma. Existen riesgos que sin el tratamiento preventivo, existe una alta probabilidad de que se produzcan daños graves graves garantizados que, aunque no se produzcan de manera “inmediata” hace que se consideren como “graves e inminentes”.

Algunos de estos casos serían en empleos en los que se trabaja como productos radioactivos que a corto plazo pueden suponer una serie de daños y riesgos para los trabajadores pero que, si se prolonga en el tiempo, pueden producir daños muy graves. Igualmente, la exposición prolongada a sustancias químicas puede causar secuelas tanto a corto como a largo plazo.

¿En qué momento se debe paralizar el trabajo por un riesgo laboral de estas características?

Para que pueda paralizarse el trabajo debido a una situación de riesgo laboral grave e inminente es necesario que se dé una situación de “inobservancia” empresarial de la normativa preventiva. La ley no exige que el trabajador deba esperar a que ocurra un accidente o una lesión. Es importante recordar que la seguridad y la salud del trabajador son prioridades absolutas, y cualquier indicio de un riesgo grave e inminente debe ser tomado en serio.

Esto se refiere a que los representantes de los trabajadores pueden tomar la decisión de paralizar las labores o incluso el desalojo del centro del trabajo cuando se dé una situación de riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores derivada de una presencia insuficiente de las medidas de prevención adoptadas por el empresario, lo cual queda reflejado en el art. 44 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) y el art. 22.12 de la Ley de Inspección de Trabajo y Seguridad Social (LITSS).

¿Qué derechos tienen los trabajadores ante un riesgo grave e inminente en el trabajo?

Una situación de este tipo puede darse de varias maneras y puede afectar al trabajador de distintas maneras. En general, se pueden detectar tres casos diferentes en los que se podría hablar de riesgo grave e inminente:

  • Cuando el trabajador decide paralizar su actividad laboral al suponer que está ante un riesgo grave para su seguridad.
  • Cuando se detecta una actividad que puede suponer un riesgo para los trabajadores. Entonces, los representantes de los trabajadores, tras haberse reunido, deciden que la mejor opción es detener la actividad para salvaguardar la seguridad de los empleados.
  • Cuando por motivos urgentes, los encargados de la prevención laboral detienen la actividad por decisión de la mayoría cuando no dé tiempo a reunir al comité completo.

La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Profesionales en España garantiza a los trabajadores varios derechos en caso de un riesgo laboral grave e inminente.

  • Derecho a la información: los trabajadores tienen derecho a ser informados sobre los riesgos laborales en su lugar de trabajo y las medidas preventivas que se deben tomar.
  • Derecho a la formación: los empleadores deben proporcionar la formación necesaria para que los trabajadores puedan identificar riesgos y actuar de manera segura en situaciones de peligro.
  • Derecho a la consulta y participación: los trabajadores tienen derecho a ser consultados sobre cuestiones relacionadas con la seguridad laboral y a participar en la toma de decisiones.
  • Derecho a la paralización: si un trabajador considera que existe un riesgo laboral grave e inminente, tiene el derecho de paralizar su trabajo y retirarse del área de peligro.

¿Cómo deben actuar los trabajadores ante situaciones de riesgo?

Cuando un trabajador identifica un riesgo laboral grave e inminente, debe notificarlo de inmediato a su supervisor o responsable de seguridad sobre el peligro identificado. Por supuesto, si la situación pone en riesgo su salud o integridad física, el trabajador debe retirarse del área de peligro de manera segura.

Si el peligro persiste y no se toman medidas adecuadas para eliminarlo, el trabajador tiene el derecho de paralizar su trabajo y retirarse del lugar y se debe comunicar inmediatamente la situación a los representantes de los trabajadores y, si es necesario, a la autoridad laboral competente o a las autoridades pertinentes.

¿Cuáles son las consecuencias por omisión de un riesgo grave e inminente en el trabajo?

La omisión de un riesgo de este tipo conlleva consecuencias que están recogidas en la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social o “LISOS” y entran dentro de la categoría de “Infracción muy grave”.

El artículo 13 de esta Ley señala como infracciones muy graves no paralizar o suspender la actividad laboral de forma inmediata ante la detección de un riesgo grave inminente. Especialmente si existe ya un aviso por parte de la Inspección de Trabajo. De la misma forma, también se considera como infracción grave reanudar la actividad sin haber subsanado aquello por lo que se produce un riesgo laboral grave.

Esta infracción grave puede suponer una multa mínima de 49.000€ que puede alcanzar 983.000€ por cada infracción dependiendo de la gravedad de la situación.

Tambien te puede interesar

Nos hemos vuelto más exigentes a la hora de buscar y exigir el bienestar laboral. Y esto es una conquista de la sociedad moderna.  Queremos que nuestra ocupación, además de “llenarnos la nevera”, nos llene a nosotros personal y profesionalmente. Ya no nos basta con que nuestro trabajo se ajuste a nuestro perfil profesional y que el sueldo sea aceptable. Eso son mínimos hoy en día; pero queremos algo más.

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Sin nombre(Obligatorio)

Descubre en todo lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

Nalanda está integrada con Konvergia, lo que te permite conectar tu documentación y la de tus colaboradores con otras plataformas CAE de forma automática y desasistida.

konvergiaLogo-1

Somos agente digitalizador oficial de los fondos europeos

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados.
Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.