Cuestión de equilibrio

En repetidas ocasiones a lo largo de nuestra vida nos han dicho que tenemos que llevar una vida equilibrada: en la alimentación, en el ejercicio físico y por supuesto en nuestro estado mental. Y todo ello para que nuestra salud no se resienta.

La búsqueda de una salud óptima nos suele conducir al gimnasio, nos anima a probar una dieta concreta, y nos hace abstenernos de beber en exceso. Y aunque algunas de estas actividades nos ayudan a estar sanos, no existe ningún ejercicio, dieta ni suplemento que promueva un estado continuo de buena salud.

Es cierto que tenemos que poner de nuestra parte, pero también debemos conocer que nuestro cuerpo nos ayuda, ¿cómo?… a través de la Homeostasis.

¿Qué es la Homeostasis?

Sencillamente, este concepto alude a la capacidad de adaptación de nuestro cuerpo al entorno. Esta palabra proviene del griego, donde hómoios significa igual y stásis, estabilidadEs un concepto que fue descrito por primera vez a principios del siglo XX, sin embargo es ahora cuando más se habla de ello.

Nuestro cuerpo trabaja sin descanso, se autorregula y se regenera para adaptarse al entorno, y todo para que podamos vivir en las mejores condiciones de salud física y mental. Es decir, nuestro cuerpo tiende a mantener la estabilidad interior frente a los estímulos o cambios que provienen del exterior. Poseemos unos mecanismos de autorregulación que hacen que exista un equilibrio dinámico que varía en función de las condiciones del entorno.

En estos sistemas de autorregulación influye principalmente la coordinación de tres sistemas internos: sistema nervioso, que es el más básico y fundamental, el sistema endocrino y el sistema circulatorio.

Pero además, estos serán ayudados por otros, como el sistema respiratorio, digestivo, excretor, etc. Si uno de los sistemas falla, el proceso de la homeostasis entero se resiente.

¿Qué tipos de respuestas existen?

En función de los estímulos y de las interacciones que cada organismo mantenga con el medioambiente en que se encuentre, podemos establecer tres tipos de respuestas:

  • De Regulación. Se produce cuando existe una modificación en el ambiente. El organismo reacciona con acciones compensatorias para mantener el ambiente interno medianamente constante.
  • De Evitación.Esta respuesta busca reducir el impacto de las transformaciones del ambiente en el organismo a través de mecanismos de escape comportamental para evitar cambios ambientales.
  • De Conformidad.Durante este proceso de equilibrio, el organismo cambia a la vez que lo hacen las modificaciones que se producen en el medio ambiente.

Para que la regulación sea eficaz, el organismo tiene que tener la capacidad de ponerse en contacto con aquello que son sus necesidades internas, sean físicas o psicológicas.

Ejemplos de Homeostasis física

Hay muchos tipos, y entre ellas las más genéricas son:

  • Termorregulación, que es el control del calor y el frio, el equilibrio térmico. Pensemos en la transpiración, el huir del sol, los temblores ante una bajada de la temperatura ambiental, etc
  • La osmorregulación, del agua y de los iones de nuestro organismo
  • La regulación respiratoria: la aceleración de la respiración cuando se realiza actividad física, la reducción de oxígenos en sangre, etc

Pero también podemos hablar de regulación de pH sanguíneo, mantenimiento de niveles de glucosa, control del calcio, la presión arterial, la activación del sistema linfático… etc. En fín, multitud de acciones y ajustes que realiza nuestro cuerpo de manera constante y sin percatarnos de ello.

Ejemplos de Homeostasis psicológica

Los desequilibrios internos se pueden dar en el plano psicológico, y esto recibe el nombre de necesidades. En el caso de la psicología, la homeostasis se caracteriza por el equilibrio que existe entre las necesidades y satisfacción de un individuo.

De este modo, si el individuo no siente que sus necesidades están satisfechas, la homeostasis lo incita a alcanzar el equilibrio interno a través de conductas que le permitan satisfacer dichas necesidades.

La depresión, la ansiedad, el estrés, los ataques de pánico, la agorafobia, el trastorno obsesivo-compulsivo, los trastornos del sueño, y cualquier otra patología son contemplados como ajustes creados ante situaciones concretas.

Es decir, son considerados como la respuesta de autorregulación más apropiada que la persona puede desarrollar en un momento y circunstancias específicas, acorde con sus capacidades.

Y ahora que lo conocemos, ¿qué debemos hacer?

Pues bien, nuestro cuerpo siempre intenta regresar a un estado de homeostasis de forma natural, pero en la medida de lo posible, debemos ayudar al cuerpo a restaurarla.

Toma nota de los factores que te ayudarán: una dieta rica en nutrientes y vitaminas, una forma física decente, un sueño adecuado, y el cuidado de la salud mental. Todo para conseguir ese equilibrio tan ansiado.

Tambien te puede interesar

Aunque la construcción es tradicionalmente un sector manual, la tecnología también está transformando la actividad en este ámbito.
El 28 de abril celebramos el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Es una jornada que puso en marcha la OIT en 2003 con el fin de promover y centrar la atención en la prevención de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales.
Hoy las siglas ODS y el desarrollo de determinadas acciones de sostenibilidad son un objetivo que está en la mente de todos los que tienen un puesto de cierta responsabilidad en cualquier empresa.  Lo tenemos interiorizado, pero esta estrategia ya no puede ser simplemente una pose. El mercado y la sociedad no nos lo perdonarían.

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Descubre todo en lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados – Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.