Tipos de baja laboral

tipo de baja laboral

En el ámbito laboral, las bajas laborales son situaciones en las que un trabajador se encuentra temporalmente incapacitado para desempeñar su labor debido a una enfermedad o lesión. Dependiendo de las circunstancias que originen la baja, existen diferentes tipos de bajas laborales. 

A continuación, analizaremos los tipos de bajas laborales más comunes, centrándonos en las bajas por contingencias profesionales y por contingencias comunes, así como en los requisitos asociados a cada una de ellas.

Tipos de baja laboral por contingencias profesionales

Las bajas laborales por contingencias profesionales son aquellas que se producen debido a una enfermedad o lesión relacionada directamente con el trabajo realizado por el empleado. Estas contingencias pueden incluir accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y enfermedades derivadas del desempeño de la actividad laboral. Estos son los tipos más comunes de bajas por contingencias profesionales.

Baja por accidente de trabajo

Se produce cuando el trabajador sufre una lesión o enfermedad como resultado directo de una situación traumática ocurrida en el lugar de trabajo. Por ejemplo, caídas, quemaduras, fracturas o lesiones causadas por maquinaria.

Baja por enfermedad profesional

Ocurre cuando el trabajador desarrolla una enfermedad relacionada con su actividad laboral y que está catalogada como enfermedad profesional. Estas enfermedades son causadas por la exposición a factores de riesgo específicos presentes en el entorno de trabajo. Algunos ejemplos incluyen enfermedades respiratorias causadas por la inhalación de sustancias tóxicas, dermatitis ocupacional o trastornos musculoesqueléticos derivados de movimientos repetitivos.

Baja por enfermedad derivada del trabajo

Este tipo de baja se produce cuando el trabajador adquiere una enfermedad que, aunque no está catalogada como enfermedad profesional, guarda una relación directa con su actividad laboral. Por ejemplo, el estrés crónico causado por la presión y las demandas laborales o enfermedades cardiovasculares relacionadas con el estilo de vida y las condiciones de trabajo.

Tipos de baja laboral por contingencias comunes

Las bajas laborales por contingencias comunes son aquellas que se deben a enfermedades o lesiones que no están relacionadas directamente con el trabajo realizado por el empleado. Estas contingencias pueden incluir enfermedades comunes, lesiones no relacionadas con el trabajo o enfermedades crónicas.

Baja por enfermedad común

Se produce cuando el trabajador sufre una enfermedad no relacionada directamente con su actividad laboral. Esto puede incluir enfermedades virales, infecciones, enfermedades crónicas, trastornos mentales, entre otros.

Baja por accidente no laboral

Ocurre cuando el trabajador sufre un accidente o lesión que no está relacionado con su trabajo. Puede ser el resultado de actividades cotidianas o situaciones ocurridas fuera del ámbito laboral, como accidentes de tráfico, caídas en el hogar, lesiones deportivas, entre otros.

Baja por maternidad

Esta baja se concede a las mujeres trabajadoras que se encuentran en periodo de embarazo, parto o lactancia. Su duración y requisitos varían dependiendo de la normativa aplicable. 

En general, la baja por maternidad tiene una duración de 16 semanas ininterrumpidas. Sin embargo, existen situaciones especiales en las que se puede ampliar esta duración, como en caso de parto múltiple, discapacidad del bebé o complicaciones médicas. En estos casos, se puede extender hasta un máximo de 26 semanas.

Durante la baja por maternidad, la trabajadora tiene derecho a recibir una prestación económica. Esta prestación corresponde a un porcentaje del salario base y se calcula en función de las cotizaciones realizadas a la Seguridad Social. El subsidio por maternidad es abonado por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o el Instituto Social de la Marina (ISM), según corresponda.

Además, tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo, lo que significa que al regresar de la baja, debe poder reincorporarse a su puesto de trabajo o a uno de similar categoría y condiciones.

Baja por paternidad

Esta baja se concede a los padres trabajadores para que puedan disfrutar de un periodo de descanso tras el nacimiento o adopción de un hijo. 

La duración de la baja por paternidad es de 16 semanas, ampliable en casos de parto múltiple o discapacidad del bebé. Además, desde el año 2021, se ha establecido un periodo de 12 semanas de disfrute obligatorio para el padre, que anteriormente era opcional.

El padre tiene derecho a recibir una prestación económica. Esta prestación se calcula de manera similar a la baja por maternidad y corresponde a un porcentaje del salario base.

Al igual que en la baja por maternidad, durante la baja por paternidad se garantiza la reserva del puesto de trabajo al padre trabajador. Esto implica que al finalizar la baja, debe ser reincorporado a su puesto o a uno de similares condiciones.

Requisitos de los diferentes tipos de baja laboral

De manera general, los requisitos primordiales que el empleado debe cumplir para solicitar una incapacidad laboral son:

  • Estar registrado o asociado en la Seguridad Social.
  • En el caso de que la baja laboral se haya solicitado por enfermedad común, el trabajador deberá haber cotizado un mínimo de 180 días en los últimos 5 años. Si, en cambio, la incapacidad laboral se deriva de un accidente o enfermedad profesional, no se exigirá que la persona afectada tenga un periodo mínimo de cotización.
  • El trabajador deberá presentar informes de validación médica a lo largo de la incapacidad laboral, lo cual determinará la duración en el tiempo y la gravedad de la enfermedad o el accidente. En caso de que el trabajador no pueda presentar la documentación, otra persona podrá hacerlo en su nombre.
  • Una vez que el trabajador reciba el alta médica, dispondrá de 24 horas para reincorporarse a su actividad laboral.

La administración y gestión de las bajas laborales de los trabajadores es un aspecto esencial en cualquier departamento de recursos humanos y de prevención de riesgos laborales (PRL).
Para llevar una mejor gestión en materias de prevención de riesgos laborales que puedan suponer bajas laborales en el caso de contingencias profesionales, en Nalanda disponemos de nuestro software PRL con el que prevenir al máximo todos los riesgos laborales de cualquier empresa, de forma eficiente, ahorrando tiempo y dinero. ¡Consúltanos!

Tambien te puede interesar

Nos hemos vuelto más exigentes a la hora de buscar y exigir el bienestar laboral. Y esto es una conquista de la sociedad moderna.  Queremos que nuestra ocupación, además de “llenarnos la nevera”, nos llene a nosotros personal y profesionalmente. Ya no nos basta con que nuestro trabajo se ajuste a nuestro perfil profesional y que el sueldo sea aceptable. Eso son mínimos hoy en día; pero queremos algo más.

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Sin nombre(Obligatorio)

Descubre en todo lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

Nalanda está integrada con Konvergia, lo que te permite conectar tu documentación y la de tus colaboradores con otras plataformas CAE de forma automática y desasistida.

konvergiaLogo-1

Somos agente digitalizador oficial de los fondos europeos

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados.
Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.