Cuadro de enfermedades profesionales

cuadro de enfermedades profesionales

El Cuadro de Enfermedades Profesionales fue aprobado por el Real Decreto 1299/2006 e incluye una lista de enfermedades reconocidas como profesionales, así como los trabajos y sustancias que favorecen el riesgo de contraerlas.

Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, el número de accidentes laborales ha disminuido un 25% en los últimos 10 años, pero las enfermedades relacionadas con el trabajo siguen suponiendo unas 2,4 millones de muertes en todo el mundo al año, de las cuales 200.000 ocurren en Europa.

Cuando un trabajador sufre una enfermedad que se encuentra en la lista de enfermedades profesionales y su actividad laboral implica exposición al agente nocivo relacionado con dicha enfermedad, se le reconoce como víctima de una enfermedad profesional y tiene derecho a recibir las prestaciones correspondientes. Sin embargo, lo más importante es promover la prevención en las empresas. Una vez que se ha declarado una enfermedad profesional, se deben investigar sus causas, identificar los riesgos en el lugar de trabajo, incluirlos en las evaluaciones de riesgo y, por consiguiente, implementar medidas preventivas.

Pero ¿cuáles son esas enfermedades profesionales que figuran en dicha lista?

Enfermedades relacionadas con el trabajo

Se considera una enfermedad profesional aquella que, según la Ley General de la Seguridad Social en su artículo 157 define como “la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional”. 

Así, toda enfermedad profesional debe cumplir con los siguientes requisitos: 

  • La enfermedad debe haber sido contraída durante la realización de dicha actividad laboral.
  • Existencia de una patología médica.
  • Debe ser una enfermedad reconocida en los anexos I y II del Real Decreto 1299/2006.
  • Dicha enfermedad debe ser como consecuencia de elementos o sustancias previstos expresamente en el Real Decreto 1299/2006.

En el caso de haberse contraído una enfermedad profesional, debe ser validado por la entidad gestora correspondiente, que suelen ser las mutuas de trabajo tomando siempre como referencia el Anexo I del Real Decreto 1299/2006.

¿Qué enfermedades profesionales se reconocen?

Las enfermedades profesionales se recogen en los dos anexos del RD 1299-2006: 

  • Anexo I: Cuadro de enfermedades profesionales.
  • Anexo II: Listado complementario de las enfermedades profesionales que aún no se consideran como tal, pero se contempla añadirlas en el futuro. 

En cada anexo se distinguen diferentes grupos de enfermedades atendiendo al causante de la misma:

  • Grupo 1: Causadas por agentes químicos.
  • Grupo 2: Causadas por agentes físicos.
  • Grupo 3: Causadas por agentes biológicos.
  • Grupo 4: Causadas por inhalación de sustancias y agentes no comprendidos en otros apartados.
  • Grupo 5: Causadas por sustancias y agentes en la piel no comprendidos en alguno de los otros apartados.
  • Grupo 6: Causadas por agentes cancerígenos.

¿Qué factores determinan una enfermedad profesional?

Demostrar que una dolencia se ha desarrollado durante la realización de una actividad laboral puede resultar muy complicado y, en ocasiones, el dictámen final puede demorarse durante años. Por esta razón, existen una serie de factores que permiten tener una primera idea de lo ocurrido para determinar que se trata de una posible enfermedad profesional.

Para ello hay que tener en cuenta una serie de aspectos, los cuales deben darse para afirmar que se trata de una enfermedad profesional:

  • Puede darse una variabilidad biológica pues no todos los trabajadores expuestos a un mismo riesgo o a una condición patógena similar enferman. De hecho, si lo hacen, no todos tienen por qué hacerlo al mismo tiempo ni de la misma manera.
  • Relacionado con este aspecto, hay que tener en cuenta que pueden existir diferentes condiciones de exposición ante un mismo agente que presentará diferentes efectos nocivos según las condiciones de exposición y en función de la vía de entrada al organismo.
  • Puede existir un componente de multicausalidad, ya que una enfermedad puede tener diferentes causas o factores laborales y extra-laborales que, de manera conjunta, contribuyen a que la enfermedad se desarrolle.
  • La mayoría de las enfermedades profesionales no tienen un cuadro clínico específico que permita relacionar la sintomatología con una labor específica.

Reconocer una patología como enfermedad profesional es un proceso de distintas etapas: una corresponde al conocimiento del medio ambiente y condiciones de trabajo, otra al conocimiento clínico-biológico y otras al marco legislativo.

Realizar este ejercicio es el que permite establecer las diferencias entre las enfermedades profesionales y las comunes.

Gestión de la prevención de riesgos laborales

El enfoque en la prevención es fundamental para evitar que los trabajadores sufran enfermedades relacionadas con su labor. Al analizar las causas de las enfermedades profesionales, es posible identificar los factores de riesgo presentes en los puestos de trabajo y tomar medidas para mitigarlos. Esto implica realizar evaluaciones periódicas de riesgo, implementar controles adecuados y proporcionar equipos de protección personal cuando sea necesario.

Al fomentar la prevención en las empresas, se busca salvaguardar la salud y el bienestar de los trabajadores. Esto supone promover una cultura de seguridad en el lugar de trabajo, brindar capacitación sobre los riesgos laborales y garantizar el cumplimiento de las normativas de salud y seguridad. La prevención no solo evita el sufrimiento de los trabajadores. También beneficia a las empresas al reducir los costos asociados con las enfermedades profesionales y mejorar la productividad.

El Cuadro de Enfermedades Profesionales, aprobado por el Real Decreto 1299/2006, es esencial en la gestión de la prevención de riesgos laborales y está estrechamente vinculado a la homologación de proveedores. Conocer las enfermedades relacionadas con el trabajo y los riesgos asociados permite tomar medidas preventivas en las empresas. Lo que no solo protege la salud y bienestar de los trabajadores, sino que también mejora la productividad y asegura el cumplimiento de normativas. La prevención eficiente es clave para homologar proveedores comprometidos con la seguridad y la salud en el trabajo.

Tambien te puede interesar

Nos complace anunciar que desde el mes de mayo Nalanda se ha integrado en Konvergia, una innovadora plataforma de conectividad entre aplicaciones que facilita el intercambio automático de documentos.

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Sin nombre(Obligatorio)

Descubre en todo lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

Nalanda está integrada con Konvergia, lo que te permite conectar tu documentación y la de tus colaboradores con otras plataformas CAE de forma automática y desasistida.

konvergiaLogo-1

Somos agente digitalizador oficial de los fondos europeos

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados.
Condiciones Generales de Contratación – Política de privacidadPolítica de cookies

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.