La sílice cristalina, el enemigo silencioso de los trabajadores de la construcción

sílice cristalina construcción

Todos hemos oído hablar de la silicosis, una enfermedad como consecuencia de la exposición lenta y prolongada a un polvo que contiene sílice cristalina. Durante muchos siglos los mineros estaban condenados a padecerla de forma crónica, pero hoy en día es una enfermedad profesional que también puede afectar a muchos trabajadores de la construcción.

¿Qué es la sílice cristalina y cuál es su efecto sobre los trabajadores?

La sílice cristalina o dióxido de silicio es un compuesto mineral constituido por un átomo de silicio y dos átomos de oxígeno (SiO2). Se encuentra de forma abundante en la naturaleza; en rocas, suelo y arena. Este compuesto puede encontrarse en el hormigón, ladrillo, cemento así como en otros materiales para la construcción.

La exposición a reducidas partículas de sílice que se encuentran en el aire, principalmente el polvo de cuarzo, se suele dar por lo general en entornos industriales o en la construcción.

La exposición laboral a la sílice está vinculada a trabajos que requieren movimiento de tierra/arena, fracturación de rocas, uso de sierras de mano para cortar materiales como hormigón y ladrillo. Es decir, es un riesgo laboral muy vinculado al sector de la construcción.

La silicosis puede afectar a millones de trabajadores al inhalar pequeñas cantidades de sílice que se encuentran en el aire.

Es una enfermedad crónica, incurable e irreversible, potencialmente mortal, que altera la capacidad respiratoria del trabajador. La IARC (Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer) clasificó en el año 1996 a la sílice como cancerígena en humanos.

La enfermedad no tiene cura y avanza con lentitud, no sólo llegando a producir la muerte de los que la padecen, sino mermando también su calidad de vida, pues presentan cada vez más síntomas de asfixia por inhalación y problemas respiratorios.

Es difícil de diagnosticar y a día de hoy, el enfermo no tiene derecho a ninguna incapacidad por prestaciones y lo que se le aconseja es que no trabaje en ambientes con este tipo de polvo o bien que cambie de profesión.

Hay millones de trabajadores en todo el mundo expuestos a este riesgo laboral

Como muestra de lo devastador que puede ser la exposición prolongada a partículas de sílice, se calcula que en los Estados Unidos cada año más de un millón de trabajadores están expuestos al polvo de la sílice cristalina, un 6% de los cuales acabarán desarrollando silicosis.

Debido a su difícil diagnóstico diferencial, en España no hay cifras absolutas de la prevalencia de la silicosis por inhalación de sílice cristalino. En el año 2017 la UE dictaminó que “existen pruebas suficientes de que el polvo respirable de la sílice cristalina es cancerígeno” por lo que se estableció un valor límite para este polvo en los ambientes de trabajo.

La buena noticia, en un panorama desolador, es que, la OMS y la OIT establecieron el programa Global de Erradicación de la Silicosis en el mundo para el año 2030. Este plan incluye:

  • Fijación de planes de acción, nacionales, regionales y mundiales
  • Movilización de los recursos para aplicarlos en prevención primaria y secundaria
  • Vigilancia epidemiológica: monitorización y evaluación de los resultados

Pese a que la más estigmática y prevalente sea la silicosis, a esta se la relaciona con otras enfermedades por inhalación, como son la tuberculosis, el cáncer de pulmón, la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y el enfisema pulmonar.

Asimismo, la sílice cristalina en contacto directo con la piel en estado seco también causa irritación por abrasión mecánica; en contacto con los ojos puede provocar irritación y su ingestión en grandes cantidades puede provocar bloqueo gastrointestinal.

Exposición a la sílice cristalina por tipos de actividad

Hay una larga serie de actividades profesionales que por su exposición al dióxido de silicio podrían derivar en silicosis y enfermedades asociadas. El hormigón y la mampostería contienen este mineral, por lo que los trabajadores de la construcción están muy expuestos.

Estos son algunos de los trabajos que pueden acarrear enfermedades:

  • Trabajos en túneles, canteras, minas, galerías, obras públicas.
  • Tallado y pulido de rocas silíceas, trabajos de canterías.
  • Trabajos en seco, trituración, tamizado y manipulación de minerales o rocas.
  • Fabricación de carborundo, vidrio, porcelana, loza y otros productos cerámicos, fabricación y conservación de los ladrillos refractarios a base de sílice.
  • Fabricación y manutención de abrasivos y de polvos detergentes.
  • Trabajos de desmoldeo, desbardado y desarenado en las fundiciones.
  • Trabajos con muelas (pulido, afinado) que contengan sílice libre.
  • Trabajos con chorro de arena y esmeril.
  • Industria cerámica.
  • Industria siderometalúrgica.
  • Fabricación de refractarios.
  • Fabricación de abrasivos.
  • Industria del papel.
  • Fabricación de pinturas, plásticos y gomas.

Límite de exposición a la sílice cristalina según el NIOSH y cómo prevenirla

El método de estimación inicial para valorar el riesgo de exposición se  utiliza para confirmar o descartar la presencia significativa de sílice cristalina en la tarea concreta. Este sistema está basado en el método desarrollado por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH). Este organismo considera que el límite de exposición permisible recomendado para el sílice cristalino respirable es de 0.05 mg/m3 (50 µg/m3) tal como un TWA por hasta 10 días/hora durante una semana de trabajo de 40 horas [NIOSH 1974].

En caso de que queramos conocer si la tarea está expuesta al riesgo, la evaluación debería comenzar por determinar el límite de exposición de cada trabajo. Además,  hay una serie de medidas preventivas que ayudarían a evitar muchos casos si se siguen los siguientes pasos:

  • Realizar controles del aire en el lugar de trabajo para medir la exposición del trabajador
  • Reducir al mínimo las exposiciones controlando y evitando que las partículas floten en el aire.
  • Proporcionar ropa protectora y respiradores, así como vestuarios, a los trabajadores de riesgo.
  • Aportar información y formar a los trabajadores sobre los peligros que causa la sílice cristalina y sus efectos en la salud para adoptar las medidas de prevención adecuadas y un uso adecuado del equipo protector.
  • Identificar aquellas situaciones en las que se puede generar polvo de sílice y aplicar medidas preventivas.
  • Mantenimiento y limpieza de los equipos de protección individual.
  • Realizar exámenes médicos periódicos a los trabajadores expuestos. Este examen debe incluir un cuestionario sobre problemas respiratorios (trabajos anteriores y actuales, en los que el trabajador haya podido haber estado expuesto a la sílice).

Así pues, mantengamos la guardia alta. Aunque una vez que aparece no existe cura para esta enfermedad, puede prevenirse eficazmente si los empleadores y trabajadores colaboran para minimizar la exposición al sílice.

La salud y la calidad de vida de mucha gente está en juego.

Tambien te puede interesar

Todos hemos hecho alguna vez de “manitas” en tareas domésticas. Nos hemos puesto manos a la obra con herramientas manuales colgando un cuadro o una estantería. Y más de una vez, por no tener cuidado, nos hemos dado un martillazo en un dedo. Este pequeño accidente doméstico, trasladado al entorno profesional...
Seguramente hemos visto de pequeños en el circo cómo uno de los números estrella era el triple salto mortal con red. Pues la #cultura5Z es algo que podría ser, utilizando la terminología circense, el “más difícil todavía”. En 2015 los principales líderes mundiales, bajo el amparo de las Naciones Unidas, se reunieron para hacer un llamamiento universal a la acción y fijar una serie de objetivos globales...
Casi una de cada 10 muertes por accidentes laborales en España lo son como consecuencia de caídas por trabajos en altura. Son muchos los trabajos que exigen subir a un andamio, a una plataforma o a una escalera y en todos los casos lo importante es tomar las medidas preventivas para poder bajar a salvo.

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Descubre en todo lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados – Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.

Queremos darte el mejor servicio

Con el siguiente selector accederás a la parte de nuestra web pensada para ti.