Los contaminantes en el trabajo, un riesgo al acecho

detectar-riesgos-contaminantes

Trabajar no es sólo una actividad que puede llegar a ser dura e ingrata; en algunos casos, y dependiendo del tipo de tarea, puede entrañar además un serio peligro para la salud debido a la exposición a los diversos agentes contaminantes en el trabajo.

Los agentes físicos, químicos o biológicos tienen un determinado nivel de toxicidad, pudiendo resultar peligrosos para los trabajadores que están en contacto con ellos si no se toman medidas preventivas. Por eso, en todas las empresas se establecen rígidos protocolos de prevención de riesgos laborales para cumplir con la Ley.

Pero no solo estos contaminantes son perjudiciales para el trabajo. También son en muchas ocasiones un perjuicio para el medio ambiente. Y todas las organizaciones debemos tener el compromiso de cuidar nuestro entorno y desarrollar nuestra actividad con criterios ESG.

Estamos expuestos a contaminantes sin ser conscientes de ello

La contaminación ambiental es la presencia en el ambiente de un agente o de una combinación de varios que sean potencialmente nocivos para la salud.

Son muchos los agentes contaminantes en el trabajo, sin que el personal sea plenamente consciente de ello.  Estos se pueden dividir en tres grandes grupos:

  1. Agentes Físicos: Los principales agentes físicos pueden ser: el ruido, la iluminación, la temperatura, la humedad y en algunos casos, la vibración y las radiaciones.
  2. Agentes Químicos: Es todo elemento utilizado o vertido como residuo en un ambiente laboral. Los más comunes son los gases, combustibles, aerosoles, ácido sulfúrico, metales o algunos preparados o combinados.
  3. Agentes Biológicos. Son agentes que se presentan habitualmente en forma de organismos vivos: la mayor parte de ellos suelen ser microorganismos, tales como bacterias, virus y hongos, entre otros muchos.

Efectos nocivos de los agentes contaminantes en el trabajo

Los daños que pueden ocasionar los agentes contaminantes a los trabajadores son muchos y variados, más aún cuando no se toman las medidas preventivas adecuadas.

Estos daños pueden ser asfixiantes, como los que provoca el plomo; irritantes, por exposición a dióxido de nitrógeno; corrosivos, producidos por los ácidos; alérgicos, por el polen; anestésicos, a causal del etanol; neumoconióticos, a causa del aluminio y hasta cancerígenos, producidos por el amianto.

Cuáles son las vías de entrada de estos agentes al organismo

Los agentes contaminantes en el trabajo se pueden transmitir a través del aire, del agua o de los alimentos. También se pueden transmitir mediante contaminación de superficies e incluso a través de otros seres vivos (reservorios, hospedadores y/o vectores). Una vez que los agentes se dispersan en el entorno laboral, tienen diferentes vías de entrada en nuestro organismo:

  • Respiratoria o inhalatoria: esta es la vía principal de entrada de los agentes biológicos.
  • Dérmica o cutánea: la vía de entrada también puede ser a través de la piel y de las mucosas (ojos o nariz).
  • Digestiva u oral: estos agentes pueden acceder a nuestro cuerpo mediante la ingesta de alimentos, de agua o de otros elementos contaminados. Esta exposición se debe generalmente a malas prácticas de higiene.
  • Parenteral o percutánea: Los agentes biológicos también pueden entrar por la inoculación del agente en la piel. En esos casos, la exposición suele estar provocada por un accidente laboral, un pinchazo, corte, mordedura o picadura de animal.

Efectos adversos más comunes de los agentes contaminantes en el trabajo

Las partes de nuestro cuerpo que más sufren los efectos de estos agentes contaminantes en el puesto laboral son los ojos, el aparato respiratorio y la piel.

Los efectos adversos pueden presentarse de diferentes formas:

– Directos: incluyen efectos como la sequedad, corrosión, pérdida de color y cáncer.

– Sistémicos: provocan un problema a un órgano en concreto o, en algunos casos, a todo el sistema.  

– Sensibilización: suele darse cuando nos exponemos, o somos sensibles a una o varias sustancias tras exponernos a ellas.

 Combinados: comprenden muchos efectos causados por uno o varios agentes.

Cómo detectar y prevenir los agentes contaminantes en el ambiente laboral

Los agentes contaminantes varían mucho en función de la actividad que se esté realizando. Para poder detectarlos es imprescindible llevar a cabo un análisis de riesgos que permita conocer acciones y escenarios de peligro.

En el caso de los agentes químicos, las sustancias que puedan ser dañinas se deben eliminar o sustituirse por otras menos nocivas. Se debe tener un inventario de las sustancias que se manejan por área y de los trabajadores que pueden tener contacto con ellas.

En el caso de los agentes biológicos hay que hacer una limpieza y desinfección frecuente de herramientas y locales de trabajo, vigilar la ventilación local y general, cuidar la gestión de residuos, tener higiene personal, realizar vigilancia de la salud del trabajador y fomentar la vacunación.

Los trabajadores también tienen su parte de responsabilidad en la prevención, respetando y cumpliendo con las tareas de limpieza e higiene y haciendo uso de los equipos de protección (EPIS).

Los agentes contaminantes en el trabajo no van a desaparecer, por lo que lo más efectivo es centrarse en intentar reducir en la mayor medida posible el impacto que tienen, minimizando los efectos nocivos que implican para los trabajadores.

Muchos de estos agentes son un riesgo, además de para las personas, para nuestro entorno. Nalanda ha adoptado un compromiso de respeto al medioambiente que permite asegurar la prevención de la contaminación y la minimización del impacto de nuestra actividad.

Y asimismo, asesoramos a nuestros clientes para que desarrollen su actividad y la de su cadena de suministro con políticas que no perjudiquen a nuestro planeta. Es nuestra responsabilidad dejar el mejor futuro a las generaciones venideras.

Tambien te puede interesar

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Descubre en todo lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados.
Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies

EMPRESAS DEL GRUPO NALANDA

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.