Salud laboral; los hombres son de Marte, las mujeres de Venus

riesgos-siniestralidad-diferenciasgénero

Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus. Esta frase, que daba título a un conocido libro de John Gray, subraya una serie de diferencias en cuanto a actitudes, habilidades, y formas de actuar en cada género, que enriquecen la combinación de ambos pero los hace muy distintos en muchas facetas.  Y una de estas diferencias es su salud laboral, tanto en referencia a los riesgos como a la siniestralidad.

Durante décadas, historiadores y científicos se han puesto de acuerdo en concluir que la división del trabajo fue la norma en la organización de las primeras sociedades humanas: los hombres tenían como misión encargarse de la caza, mientras que las tareas de las mujeres eran, principalmente, el cuidado del hogar y la crianza de los menores.

Afortunadamente, la sociedad ha ido evolucionando y los cambios tan acelerados que han generado la economía y la producción de bienes y servicios en el último cuarto de siglo, así como la globalización de los mercados, han revolucionado el mundo laboral, facilitando la incorporación de la mujer al mundo del trabajo.

La segregación ocupacional sigue abriendo una brecha social

Pese a que los habitantes de ambos “planetas” empiezan a acercarse en cuanto a derechos y accesibilidad a puestos antes inimaginables para las mujeres, la brecha social entre marcianos y venusianas sigue siendo un hecho.

En algunos sectores y actividades económicas,  hombres y mujeres suelen ocupar todavía distintos puestos de trabajo en el mercado laboral. A esta situación se le denomina segregación ocupacional entre géneros

Por ejemplo; en lo que se refiere a la realización de funciones que no son de oficina y que tienen mayores riesgos laborales, actualmente la ocupación más habitual entre las mujeres está en los sectores de restauración y hostelería, en los servicios personales, en educación y en actividades comerciales.

En cuanto a los hombres, además de en ese tipo de ocupaciones, una gran parte trabaja en la construcción, en producción industrial, en los transportes públicos o en servicios de reparación y mantenimiento, actividades en las que en la actualidad hay menos mujeres trabajando, aunque en sociedades más avanzadas, como las nórdicas, estas profesiones tienen una mayor proporción de mujeres.

¿Están los puestos de trabajo diseñados con perspectiva de género?

Esta diferencia en los tipos de trabajo entre ambos géneros hace que la siniestralidad laboral sea diferente para ellos y ellas. Al analizar la siniestralidad y la salud laboral desde una perspectiva de género es interesante conocer las cifras globales: el 67% de los accidentes laborales los sufrieron los hombres, frente a un 33% de las mujeres.

Teniendo en cuenta que las mujeres representan aproximadamente el 45% de los afiliados de la Seguridad Social, vemos que su tasa de siniestralidad laboral es sensiblemente inferior a la de los varones. Pero, ¿esto es debido solo a que los tipos de trabajo que realizan son diferentes?

Según los expertos existen otros factores. Las mujeres tienen una salud y unos riesgos distintos por dos razones:

  • Desde el punto de vista biológico, sus genes, metabolismo y hormonas les condicionan y predisponen a tener más días de baja por enfermedad, embarazos, lactancia, etc.
  • En el aspecto biosocial, el papel de la mujer y su adscripción a determinadas tareas domésticas que la obligan a una “doble actividad” influyen también en su patrón de enfermedad.

Los trabajos denominados “feminizados” por estar ocupados más por mujeres que por hombres tienen dos tipos de factores de riesgo: ergonómicos y psicosociales. En lo ergonómico, por ejemplo, la adecuación de los puestos de trabajo está basada en las características del “hombre medio”, lo que hace que en muchos casos esos puestos no estén bien diseñados para la ergonomía femenina.

Según una encuesta del Instituto de Biomecánica (IBV), solo el 36% de los puestos de trabajo están diseñados ergonómicamente con perspectiva de género.

¿Son diferentes los riesgos laborales para hombres y mujeres?

Así pues, ya hemos visto que las diferencias de género influyen en la incidencia de accidentes, enfermedades y patologías relacionadas con el trabajo, siendo éstas las más relevantes: los hombres sufren más accidentes y lesiones en el trabajo que las mujeres y estas padecen más enfermedades.

Estas son algunas de las conclusiones que arrojan las estadísticas de enfermedades profesionales y accidentes laborales según el género: 

  • Los hombres suelen sufrir más accidentes y lesiones en el trabajo que las mujeres.
  • Las mujeres sufren más accidentes de tráfico “in itinere” que los hombres, si bien esto puede estar relacionado con que tienen que atender a otras ocupaciones además de su trabajo (cuidado de los niños o mayores, atención a las tareas domésticas, etc.)
  • Las mujeres tienen más lesiones en las extremidades superiores, que normalmente están relacionadas con la realización de movimientos repetitivos.
  • El cáncer ocupacional es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres.
  • El asma, las alergias, los trastornos neurológicos y las enfermedades infecciosas suelen ser más habituales entre las mujeres
  • Los hombres tienen más alto el índice de colesterol, lo que les expone con más frecuencia que a las mujeres a enfermedades cardiovasculares.
  • Ambos están sujetos al estrés, pero este tiene más impacto entre las mujeres.

En resumen, los habitantes de Marte y los de Venus están expuestos de forma diferente a los riesgos laborales, no solo por los trabajos que desempeñan sino también por sus propias características fisiológicas.

Por ello es importante que en las empresas e instituciones a la hora de evaluar este tipo de riesgos se tengan en cuenta todos los factores sociales desde una perspectiva de género y se adopten las medidas oportunas en vigilancia de la salud e investigación de daños.

Tambien te puede interesar

Para llevar a cabo una buena gestión preventiva, la empresa debe implementar una correcta evaluación de los riesgos que pueden existir en el lugar de trabajo. Francisco González, Responsable de Validación de Documentación CAE de Nalanda nos explica cómo se lleva acabo este aspecto tan importante...
El karate es un deporte muy recomendable para mejorar aspectos de nuestra salud, tanto mental como física. Quizá nunca te lo hayas planteado, o lo consideres más complicado de poner en práctica que otros. Aquí te explicamos las cualidades que trabaja esta disciplina ...
Todos hemos hecho alguna vez de “manitas” en tareas domésticas. Nos hemos puesto manos a la obra con herramientas manuales colgando un cuadro o una estantería. Y más de una vez, por no tener cuidado, nos hemos dado un martillazo en un dedo. Este pequeño accidente doméstico, trasladado al entorno profesional...

Suscríbete aquí

Recibe lo último en tu correo

Descubre en todo lo que podemos ayudarte

Tu tranquilidad, nuestra inspiración.

© 2020 NALANDA GLOBAL, S.A. – Todos los derechos reservados – Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies

"Sólo los que están dispuestos a superar las grandes dificultades del camino alcanzan los más altos objetivos"

– Manuscrito Universidad de Nalanda – S.XI​

En estos momentos, estamos trabajando en una de esas dificultades que a veces, inesperadamente, surgen en nuestro camino cuando estamos trabajando para mejorar para ti. Mientras dejamos todo listo para ti, te proponemos que le eches un ojo a nuestro blog y disfrutes de nuestros contenidos, o que nos sigas en Twitter para que te informemos cuándo volvamos a estar online.

Este servicio solo está disponible para proveedores

Si eres comprador puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Este servicio solo está disponible para compradores

Si eres proveedor puedes ver la parte de nuestra web pensada para tí en el siguiente botón.

Utiliza estos botones según el servicio que te interese y tu posición en la cadena de suministro/subcontratación:

Comprador

  • Cuando como contratista deseas recibir la documentación de tus subcontratistas.
  • Cuando como subcontratista deseas recibir la documentación de tus propios subcontratistas.
  • Cuando como promotora/propiedad, deseas solicitar la documentación a tu contratista principal y/o a todos sus subcontratistas.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir las facturas de tus proveedores electrónicamente.
  • Cuando como comprador/contratador de bienes/servicios, deseas recibir la documentación/información de homologación y/o compliance de tus proveedores según tus exigencias.
  • Cuando como Constructora o Empresa Contratista deseas recibir ofertas de tus proveedores a tus RFQ’s.

Proveedor

  • Cuando como subcontratista, debes remitir tu documentación y/o las de tus propias subcontratas a tu contratista principal.
  • Cuando como subcontratista de nivel inferior, debes remitir tu documentación a tu subcontratista de nivel superior.
  • Cuando como contratista principal, debes remitir tu documentación y/o la de todos tus subcontratistas a tu promotora/propiedad.
  • Cuando como proveedor/vendedor/contratista, debes emitir las facturas a tus clientes/contratistas/administración pública eletrónicamente.
  • Cuando como proveedor de bienes/servicios, debes remitir la documentación de homologación y/o compliance o según las exigencias de tu empresa a tus proveedores.
  • Cuando como proveedor, deseas encontrar nuevas obras, proyectos y clientes a los que vender tus bienes y servicios.

Queremos darte el mejor servicio

Con el siguiente selector accederás a la parte de nuestra web pensada para ti.